lunes, 3 de diciembre de 2018

Fachas



Venga, confieso: la culpa de lo de VOX es mía y solo mía. Que los últimos meses haya estado a todas horas en todos los canales no tiene nada que ver.

Llevo todo el día leyendo que es de los indepes catalanes porque provocan el nacionalismo español, de las feministas porque incomodan al machismo, y hasta del Pacma, porque divide a las izquierdas.

Me habéis pillado, he sido yo.

Dicen por ahí que el problema es que las izquierdas se han dividido por intereses egoístas (como si la derecha no estuviese más dividida que nunca, y lo bien que le va); los indepes solo nos preocupamos por lo nuestro y no nos importa el resto de España (¿ya lo vais pillando?, ¡ya era hora!), ni les aprobamos los "presupuestos sociales". Las feministas, que que pesadas con eso de que nos maten y nos violen, lo importante es que hay hombres en paro, los problemas de las mujeres para luego. Y los animalistas, bueno, mira que preocuparte por un animal, eso es de pijos sin problemas reales. Eso dicen, los que no me conocen.

En 2015 iba a votar a Podemos hasta que empezó a hacer anuncios con Amanda Miller defendiendo legalizar la prostitución. No voto solo como feminista, NINGÚN partido lleva en su programa implantar el modelo nórdico y ni siquiera luchar en serio contra la trata (que nadie se acuerda porque son mujeres, pero estamos hablando de esclavitud en el siglo 21 en la puerta de nuestra casa), pero una cosa es priorizar la lucha social, y otra pegarme un tiro en el pie y votar un partido que perjudica millones de mujeres. Así que voté a PACMA. Y al PACMA no me lo metáis en esto, porque es un partido que nació para prohibir la tauromaquia y eso es lo que sus votantes quieren. ¿Porque le va a regalar sus votos a un partido que no piensa hacerlo?, ¿para frenar a vox? ¿y a los toros que les importa que gobierne vox o podemos, si los apuñalan hasta la muerte igual? ¿Vamos a olvidarnos de sus muertes porque no se que pacto beneficia o perjudica a los humanos? Para los animales todos los humanos somos nazis.

Y como indepe os digo que #NoATot. Ni presupuestos ni leches. Desde el 2006 ( y mucho más atrás) que CAT está intentando pactar y dialogar con Ñ y solo recibe a cambio insultos, burlas, boicot, "les hemos destrozado el sistema sanitario", "a por ellos", palizas, prisión, 155 y amenazas de usar el ejercito. Si fuera por mi no habría apoyado la moción de censura sin un referéndum pactado y libertad de los presos. Pero como los políticos catalanes son tontos del culo quisieron "ayudar a España" echando a Rajoy a cambio de nada, y nada es lo que tenemos. Y aún tenéis la cara dura de exigirnos más. Si quieres presupuestos, no se los pidas a los indepes, pídele al psoe que libere a los presos y negocie con nosotros. A eso se le llama hacer política, que cada uno ponga algo de su parte y ceda algo, no que unos pobres tontos cedan siempre y los demás se lo lleven todo por la cara. La culpa de que la gente vote por partidos machistas, racistas y fachas, es que la gente es machista, racista y facha. Votan a vox porque les gusta matar toros. Si fuesen animalistas, votarian pacma.

Y si la izquierda se abstiene, será porque ningún partido de "izquierda" tiene un proyecto que entusiasme. Ya nadie habla de leyes antideshaucios, de la renta básica universal, de expropiar los pisos de los bancos para alquiler social o recuperar los servicios públicos que fueron privatizados, desde hospitales hasta correos. Es que expropiar es de comunistas bolivarianos...

La izquierda tiene miedo de lanzar un discurso radical, y la derecha no. Que piensen en eso en vez de culpar a los demás.

lunes, 1 de octubre de 2018

Pacifismo



Tengo que decirlo. Los catalanes, de tan pacíficos que queremos ser, parecemos tontos. Solo en este año, nos han apaleado, nos han cerrado el parlament, encerrado a nuestros lideres en prisión, no permiten que sea investido president quien ganó las elecciones, nos atizan a las bandas de neonazis a que nos peguen por la calle... Cuando la gente se cansa de recibir porrazos con las manos en alto, se han defendido ¡usando tiza en polvo! Y la mitad del movimiento se lanza a criticar (muchos desde el sofá de casa, no les vayan a abrir la cabeza) que no podemos ser tan violentos...

Los catalanes tenemos un defecto: creemos que el mundo es justo. Creemos que, como llevamos la razón, nos la van a dar. Aunque llevamos años siendo pacificos y nos tratan de terroristas igual, nos acusan de alzamiento violento por subir a un coche, de golpe de estado por votar, de sediciosos por lanzar aviones de papel, de terroristas por levantar peajes en la autopista. Incluso nos llaman nazis por llevar un lazo amarillo porque "es una forma de señalar a quien no lo lleva" (pero es a mi a quien insultan por la calle por llevarlo). Y ahora, por un poco de polvo, ya "nos estamos poniendo a su altura".

La desobediencia civil no es pedir por favor que te den lo que te mereces. Es una forma de lucha. No violenta, pero lucha.



viernes, 28 de septiembre de 2018

La Diada



Solo a los catalanes se les puede ocurrir celebrar una derrota. Convertir el día que perdieron la libertad en fiesta nacional. Una fiesta nacional en la que, a diferencia del país vecino, nadie muere ni es maltratado. Un día festivo, lleno de ilusión, esperanza, solidaridad... Después de las palizas, la prisión, la represión, el país ocupado por paramilitares, el parlament cerrado durante meses... Aquí no se rinde nadie.

Dicen las cifras oficiales que eramos un millón. Ja, no se lo creen ni ellos. Eramos al menos el doble. Más de 6'3 km de largo, más de 50 m de ancho, sin contar las rotondas, plazas, calles laterales... Y más apretujados que en un ascensor. Muchos ibamos por primera vez, porque la república se ha convertido en algo urgente mientras el estado invasor se desmorona sobre nuestra cabeza, como el cielo sobre Asterix.

Creen que con violencia nos detendrán. Que lo piensen otra vez.



miércoles, 22 de agosto de 2018

Relato de lo inexistente



La única violencia en que hay aquí es la de los españolistas. A Jordi Borràs, el fotoperiodista que sale en el reportaje, un policía nacional le partió la cara y la nariz de varios puñetazos, mientras gritaba "¡viva España y viva Franco!". Eso no lo verás en las noticias. En cambio, se pasan el día hablando de una violencia que no existe.
Tan inexistente es la violencia en Catalunya, que tienen que ilustrar las noticias de los ataques terroristas islámicos con símbolos indepes, para hacer publicidad subliminal



lunes, 20 de agosto de 2018

Duelo




Si muero en un atentado terrorista (lo que no sería extraño, ya que justo hace un año me fue de un pelo), por favor, por favor, no me hagais un homenaje. Si quereis recordarme, darle de mi parte un beso a vuestro hijo, o a vuestro gato, donad dinero a una protectora de animales, y disfrutad de la vida, que es muy corta. Pero no me hagais homenajes públicos. No quiero que en mi funeral se presente, sin ser invitado, el rey del pais vecino, imponiendo su presencia a un pueblo que no es el suyo, como él y nosotros sabemos.

Y sobretodo, no quiero que traiga consigo a su séquito de lameculos.




Esta chusma ni siquiera parecia saber que venia a rendir homenaje a las victimas del terrorismo. O si lo sabian, les daba igual. Con la escoria nunca se sabe. Ellos venian a lo que venian. A gritar "¡viva españa, viva el rey, viva el orden y la ley!". A escupir a los politicos catalanes, a preguntar "¿que pone en tu DNI?" (spoiler: en el mio pone que está a punto de caducar), a gritar "¡en español, coño!" cada vez que alguien hablase en catalán, a romper pancartas y banderas mientras lo llenan todo con las suyas...

No voy a ensuciar mi blog colgando los videos, los podeis ver aqui:
https://www.vilaweb.cat/noticies/els-deu-videos-mes-esperpentics-del-boicot-espanyolista-als-actes-del-17-a/





Buscan provocar, necesitan violencia a cualquier precio, para sostener su discurso de que Catalunya está al borde de la guerra civil y meter al ejercito. Pero nosotros somos más listos. No les damos lo que quieren. No caemos en sus provocaciones, ni respondemos a sus insultos, ni les devolvemos sus agresiones. Les ignoramos, les hacemos el vacio, les hacemos "un Tortosa". Cuando queremos, ponemos en la calle más de un millón de personas. Cuando no, se queda solo "el preparao", con sus guardias de seguridad, sus periodistas, y el puñao de españolistas que vienen porque les pagan el autobús y el bocadillo. Los catalanes no tenemos rey.

P.D.: Tortosa es una ciudad del sur de Catalunya. Cierta politica españolista, a la que llamaremos "la montapollos", se ha dedicado a hacer un tour por las ciudades más indepes para que la gente la abucheé y luego salir en la prensa haciendose la victima. Lloriqueando porque, después de dar medallas a los policias que nos apalearon, después de aplaudir que metan a sus rivales en prisión, después de animar a sus votantes a que nos agredan por llevar lazos amarillos, la gente le silba por la calle. Pobrecita. Le salió bien la jugada dos veces. A la tercera, la gente la habia calado, y la ignoraron completamente mientras se paseaba por las calles de Tortosa, rodeada de periodistas dispuestos a grabar cualquier insulto y venderlo en la prensa española como un intento de asesinato o similar. Desde entonces "fer un Tortosa" en argot indepe significa "ignorar a ese gilipollas que te está provocando para que tu parezcas violento, hasta que se aburra y se vaya".